Recetas ollas GM

Las mejores recetas para cocinar en ollas GM

Lentejas con dedos de pavo

En una comida familiar lo más importante no es el precio de los ingredientes que vamos a utilizar sino que la comida esté realizada con cariño, mimo y con ganas.

No es necesario que las lentejas estén en remojo la noche anterior ya que al utilizar altas presiones, la olla GM reblandece los alimentos en un tiempo récord. En unos 20 minutos aproximadamente tendremos la cocción óptima de las lentejas, frente a las casi dos horas que tardaría en una cazuela normal.

Lentejas con dedos de pavo

Las legumbres son un plato ideal para toda la familia y muy completo, aunque en esta ocasión lo complementamos con carne magra para que aún sea más completo y contenga más proteína.

El estragón le va a aportar un toque aromático que nada tiene que ver con las lentejas tradicionales que hacían nuestras abuelas en las que se utilizan romero u otra hierba aromática.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 g de lentejas
  • 330 g de pechuga de pavo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • unas ramitas de estragón
  • aceite de oliva virgen
  • sal y pimienta

Elaboración paso a paso con la olla GM modelo E:

Pelamos y picamos muy finamente la cebolla, el diente de ajo y la zanahoria, y los ponemos en la cubeta de la olla con un chorrito de aceite de oliva generoso. Seleccionamos el menú plancha y sofreímos sin la tapa durante unos 10 minutos aproximadamente, hasta que la verdura esté blandita, removiendo a menudo.

Agregamos a la verdura las lentejas, sazonamos con pimienta y sal y cubrimos las lentejas en su totalidad con agua fría. Con la válvula cerrada seleccionamos en el menú: turbo, temperatura: 130º, presión: alta y tiempo: 23 minutos.

Si tenéis la olla GM anterior, el modelo D, tendréis que seleccionar la función legumbres, lo demás es todo igual.

Al finalizar el tiempo despresurizamos la olla con cuidado de no quemarnos las manos.
Mientras tanto, cortamos la pechuga de pavo en dados más o menos iguales de un tamaño no muy grande ni muy pequeño.

Calentamos una sartén con un poco de aceite y salteamos los dados durante 3 minutos por cada lado, al final tienen que estar doraditos por todos los sitios pero con cuidado de que esté bien cocinado por el centro.

Finalmente los incorporamos a las lentejas, les damos un último hervor y lo dejamos que repose 2 minutos antes de servir.

Espolvoreamos encima el estragón picado y servimos en caliente.